¿Dieta restrictiva para adelgazar o hábitos saludables?

¿Por qué para adelgazar no debemos hacer dieta?

Si por dieta entendemos privación de comer, entonces para conseguir adelgazar y mantener esa pérdida de peso a largo plazo no debemos hacer dieta.


Mientras exista la creencia de que para adelgazar hay que estar unos días, semanas o meses esforzándonos por comer menos y mejor, lo más probable es que
no logremos deshacernos del sobrepeso de forma definitiva.

Para adelgazar debemos entender que el concepto dieta no va asociado a restricción sino que debe ir asociado a adecuar una serie de hábitos alimenticios que
debemos interiorizar de por vida.

La diferencia entre hacer dieta o entender que nuestros hábitos alimenticios deben cambiar se hace evidente cuando hablamos del efecto yo-yo.

La gran mayoría de personas consiguen adelgazar algunos kilos cuando hacen dieta sin embargo al cabo de un tiempo vuelven a recuperar el peso perdido y en
ocasiones incluso añaden kilos de más.

Son varios las investigaciones que reafirman que la dieta no es la solución para adelgazar. Por ejemplo, los autores de una investigación llevada a cabo en la Universidad de Helsinki en Finlandia en la que se siguió la evolución de peso durante 10 años de 4.000 hombres y mujeres concluyó que los hombres y mujeres que nunca hicieron dieta pero que tenían patrones de alimentación regulares tenían más probabilidades de mantener un peso estable que los que periódicamente recurrían a dietas.

Otro estudio publicado en la revista British Medical Journal analizó la evolución de 22.000 persona con sobrepeso u obesidad que habían seguido diferentes tipos de dietas (14 tipos de dietas diferentes). El estudio concluyó que fuera cual fuese la dieta elegida pasados 12 meses los participantes en el estudio no pudieron mantener la pérdida de peso ni los beneficios asociados a los kilos perdidos (mejora de la presión sanguínea y colesterol).

¿Por qué las dietas restrictivas no funcionan?

Para la Dra. Ledys Castañeda, médico de Family Doctors centro médico privado en Tenerife Sur “muchas personas hacen auténticos esfuerzos por adelgazar pero centrándose solo en la privación de determinados alimentos. Esto es muy complejo de mantener a largo plazo por varios motivos. El principal es que se enfrentan a una lucha continuada entre aquello que les apetece comer y lo que deben comer. A la larga caen en los alimentos equivocados y esto lleva a un sentimiento de culpa y frustración que no hace más que agravar el problema de la relación con la comida e incluso en algunos casos genera una mayor ansiedad que recae en una elección de alimentos “equivocados”. Es un pez que se muerde la cola. Por eso el enfoque debe ser otro. No se trata de hacer dieta. Se trata de hacer un auténtico cambio en muchos de los factores asociados al sobrepeso y esto no es solo comer o dejar de comer determinados alimentos. Se trata de modificar nuestros hábitos, lo que comemos y cómo lo comemos. Se trata de “construir” una nueva relación con la comida, que la comida no sea la recompensa emocional a cualquier problema. Se trata de aprender a diferenciar la sensación de hambre de otras sensaciones, de saber regular nuestros niveles de saciedad, etc… En definitiva, se trata de un tratamiento que va más allá de seguir una propuesta de menú diaria”.

Y es que en el sobrepeso intervienen múltiples factores que deben ser tratados de forma individual para reconducirlos. Por ello, en Family Doctors abordamos el problema del sobrepeso desde un enfoque multidisciplinar y con un protocolo de trabajo que alcanza un grado de visión global sobre el paciente de forma que podemos detectar posibles focos de riesgo y tomar las acciones proactivas necesarias para reconducir todo aquello que contribuya a la ganancia de peso.


En algunos casos, añade Dra. Ledys Castañeda, es necesario recurrir a herramientas adicionales. Opciones como Saxenda son una excelente herramienta de ayuda para conseguir que el cambio sea más efectivo y cómodo para el paciente, ya que este novedoso medicamento inyectable actúa como controlador de los niveles de saciedad y un enletencimiento del vaciado gástrico lo que conlleva una pérdida de peso suficientemente motivadora como para seguir avanzando en el camino hacia el cambio. Ese cambio no se basa exclusivamente en hacer dieta sino en adquirir unos hábitos saludables, una alimentación equilibrada y practicar ejercicio físico de forma continuada.”


En definitiva, la clave para perder peso debe basarse en entender el concepto dieta como una nueva forma de alimentarse más saludable y cuya pauta debe
seguirse de por vida si queremos mejorar nuestro estado de salud en general.

0 0
Feed

Leave a comment