enfermedades respiratorias - pulmones

Prevención de enfermedades respiratorias

PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS


La disminución de la calidad del aire en muchas ciudades ha provocado un aumento de las enfermedades respiratorias como asma, enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC) y enfermedades cardiovasculares.

Nuestros pulmones son tan vitales como el corazón y otros órganos del cuerpo. La exposición constante a contaminantes afecta a nuestra salud pulmonar. Para evitarlo, es importante adoptar hábitos saludables y de introducir ligeros cambios en el estilo de vida como por ejemplo:

1) Di no a fumar
Fumar cigarrillos aumenta el riesgo no solo de cáncer de pulmón, sino también de enfermedades como la fibrosis pulmonar idiopática y la EPOC. El tabaquismo pasivo también es dañino y se ha relacionado con diversas enfermedades respiratorias en adultos y niños.

2) Reducir la contaminación interior
No es solo el aire del exterior, sino que la mala calidad del aire en el interior también puede provocar problemas respiratorios crónicos e infecciones. Algunas fuentes de contaminación interior incluyen alfombras, productos de pintura, ácaros del polvo, mascotas, artículos de limpieza para el hogar, etc. Incluso las estufas de gas liberan monóxido de carbono y otros contaminantes durante la cocción.

Por todo lo anterior es importante mantener la casa limpia y bien ventilada y evitar estas fuentes de contaminación utilizando opciones alternativas. Elija buenas plantas de interior, carbón activado y aceites esenciales que sirvan como purificadores de aire naturales.

3) Comer sano
Incluir en nuestra dieta muchas frutas y verduras de temporada para obtener los antioxidantes y nutrientes necesarios es sin duda una buena medida de prevención. Una buena alimentación ayudará a nuestro sistema inmunológico a mantenerse fuerte y evitar las infecciones. La hidratación también es importante. Es recomendable especialmente en invierno tomar infusiones de hierbas y sopas, ya que un cuerpo bien hidratado elimina mejor las toxinas.

4) Hacer ejercicio regularmente
Seguir un plan de ejercicio de forma regular es beneficioso para todo el cuerpo pero aún lo es más para el sistema respiratorio y cardiovascular. Aumenta la capacidad pulmonar. Además, el ejercicio aumenta el flujo sanguíneo a los pulmones, lo que le permite enviar más oxígeno a la sangre.

También es muy recomendable practicar la respiración profunda que no solo reduce el estrés sino que también mejora la función pulmonar.
Además, se ha demostrado que el ejercicio ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y reduce las posibilidades de desarrollar enfermedades cardíacas.

5) Tome medidas preventivas en especial en lo referente a infecciones respiratorias
Los pulmones junto con la nariz, la garganta y la tráquea forman colectivamente el sistema respiratorio. Ahora más que nunca en plena pandemia de COVID19 es sumamente importante protegerse de cualquier infección de tipo respiratorio. Una buena higiene de manos, evitar estar en sitios cerrados con gran concentración de personas, abrigarse bien evitando los cambios de temperaturas, usar pañuelos desechables y vacunarse de enfermedades como la gripe en aquellos casos en los que sea aconsejable, son la mejor forma de prevenir cualquier tipo de infección respiratoria.

Además, es importante no ignorar ningún síntoma como tos o dificultad para respirar por leve que sea. En la actualidad, cualquier síntoma puede deberse a un resfriado común, ser un signo de un problema respiratorio grave o una infección por coronavirus.

6) Chequeos médicos
Someterse a chequeos médicos que ayuden a detectar enfermedades potenciales en una etapa temprana, especialmente la enfermedad pulmonar es la mejor forma de prevenir un problema respiratorio.

En Family Doctors realizamos chequeos médicos completos que pueden ayudarte a prevenir enfermedades como las respiratorias que una vez desarrolladas son difíciles de tratar de ahí la importancia de la prevención.

0 0
Feed

Laisser un commentaire